sábado, 13 de septiembre de 2008

Noches de Baile en el Infierno

Mi última adquisición (Crónicas de la torre ha estado temporalmente pausado mientras lo leía), pues le tenía ya ganas, lo he acabado y el resultado es: Bueeeeeeno, está mejor que Túneles.
Quiero decir, no están mal y tal pero... solo una de las historias tiene final definido: "El ramillete", que fue, casualmente, la que menos me gustó.
La historia que más me gustó creo que fue la primera, "La hija de la exterminadora", de Meg Cabot, aunque no deje a los vampiros en muy buena posición y la de Stephenie "El infierno en la Tierra" tampoco estaba mal.
Apartir de aquí hay spoilers así que lo de siempre: si no queréis auto-destrozaros la historia ¡no sigáis leyendoooo!

La hija de la exterminadora, de Meg Cabot:
La historia está bastante bien, me quedo con las ganas de saber que va a pasar con mi querido Drácula, si la palma Adam intentando ayudar a Mary (que poco me gusta ese nombre, mm... ¿me pregunto por qué será...? y tal, era bastante obvio que estos dos acababan juntos, aunque me quedé un poco *o* cuando empezó a "sucumbir" a los encantos de Sebastian, aunque pensé que decía la verdad, hasta que vi a donde dirigía sus... incisivos.
El ramillete, Lauren Myracle:
Que ascoooooooooooooo, en serio, que mal lo pasé cuando Will coge la llave de la caja de la leche `Voy a pasar, ¿Te parece, Frankie? (otro nombre feo) De repente, por alguna razón, ¡me muero por verte! ¡Ya voy, Frankie! ¡Ya casi estoy ahí!´
Vale, si, suena a típica peli mala americana de terror pero ¡carai! que asco... solo de imaginármelo... ¡¡y lo peor es que sabía lo que iba a pasar!, por otro lado Frankie no me caía bien, así que...
Madison Avery y los carrontes, de Kim Harrison:
Carrontes... tengo que decir que fue la primera vez en mi vida que oía hablar de ellos, al principio me gustó Seth, pero cuando dijo lo de `Lo... lo siento. No quería decir que... Me quedaré contigo hasta que alguién venga a buscarte. No me conoces de nada´Ya me dio mala espina, solo por ir de "super buen tío". Aparte que Madison es ¿creída? no se si es la palabra, solo que aspira a "lo más" lo de que pensara en la gente como "plebeyos" me dejó a cuadritooos. El que mejor que cayó fue Barnabas, justo en las últimas líneas cuando le dice lo de que no va a poner el pie en ningún sitio pensé "alé, otro de los malos" ¡y resultó que no! joooo...


Verdades, de Michele Jaffe:
No está mal, Miranda fue la primera prota que me cayó bien, me gustó eso de los superpoderes, aunque leyera libros de autoayuda... Sibby era la caña, fue muy divertido leerla me gustaron los ¡jopelines! aunque como sonaba tan anticuada me imaginé algo del estilo de que fuera algún tipo de ángel milenario escondido en el cuerpo de una niña... resultó que no.
Me gustó la parte en la que supuestamente Caleb estrangulaba a Miranda y después resultó que era Sibby ¡¡me lié de tal forma que releí el texto anterior!! aunque sabía que Caleb no era de los buenos, pero si me confundió mucho lo del intercambio, no me impresioné ni siquiera en la parte en la que la falsa miranda le dice lo del beso, depués lo pensaba y me encajaba, claro...

El infierno en la tierra, de Stephenie Meyer:
No fue el que más me gustó, siento decirlo pero es así, me esperaba que Gave fuera alguna especie de ser bueno, y después de saber qué era Sheba pues me imaginé lo que era él.
Me gustó el final, tal vez fue el que más me gustó.
El argumento era un poco endiablado (nunca mejor dicho... :p) y podría haber dado mucho más, como algunas de las otras historias. Como quizá le pasó a alguna gente, compré el libro por la cusiosidad de la historia de Meyer, pero no fue el que más me sorprendió, era divertido y se notaba la mano de Stephenie, pero me hubiera gustado que se alargara más, y como presidenta de la A.C.O.F.A. (asoción contra os fináis abertos: asociación contra los finales abiertos) me quedé con la mosca detrás de la oreja...
El libro está bien para pasar el rato, pero no creo que aliviara una Crepusculitis Aguda.

2 comentarios:

Kalam dijo...

A mí la que más me gustó fue la de Miranda (la chica con superpoderes). Se podría sacar un libro entero de ahí (no sé cómo de largo, puede que poco) explicando el origen de los poderes de Miranda y sus secretos y demás. Yo me lo compraría xD Además, que leyese libros de autoayuda molaba un taco XDDDDDD

La de los CARONTES es demasiado liosa, debería haber hecho un libro con esa historia y no un relato. La primera vez que leí el relato entero me quedé en plan: "¿ein? ¿CARONTES? ¿lo cualo?" Es una historia muy compleja para un relato corto (y eso que creo que es el más largo). Además de que te lías bastante porque las explicaciones que da están la mitad de las veces en clave ¬¬

El del ramillete sí, da miedo, sobre todo al final en plan peli de terror (que en verdad queda muy cutre). Frankie me cae mal a mí también. Es un poco bastante estúpida. Pero su amiga la medio china me cae bien xD

La primera también me gustó bastante. Era lo que me esperaba de todo el libro, la verdad, que todo fueran historias de vampiros, y esta no me decepcionó. El romance me parece demasiado rápido, pero en general era la historia que todos estábamos esperando porque Stephenie Meyer participaba en el libro (y luego lees las demás y piensas: "¿y esto?") xD

Y bueno, la de Stephenie sí me decepcionó un poquito. No sé... no tiene tanta chicha como las demás... Fue demasiado corta, creo yo. Mmm... tenía algo que no me terminaba de calar. Las demás historias empiezan antes del baile (porque todo gira alrededor de los bailes de fin de curso), pero el de ella empieza ahí, sigue ahí y acaba ahí. Puede que por eso diera la impresión de que dura menos, no lo sé.

En general, el libro me gusta (aunque no sí si me gusta más la portada que las historias xD). Es entretenido, son historias cortas que puedes leer salpicadas cualquier día que te aburras, que te apetezca leer historias de instituto y amoríos (y fantasía también, claro).

Meiga Mego dijo...

Bueno, yo no soy muy amiga de las historias cortas, porque acostumbran a dejarme con ganas de saber más, pero por otro lado estoy de acuerdo contigo: son buenas para una tarde de aburrimiento.